Indignación por el robo de “Toto” del Lago de los Cisnes

El chivo fue sustraído en medio de la tormenta del domingo por la noche

Por HUGO MÖLLER (redacción)

 

“Podrán decir que sólo es un animalito, pero para mí es mucho más que eso”, afirmó al borde del llanto Norma Palotini, al dar cuenta de del robo de “Toto”, chivo del Lago de los Cisnes, cometido en la noche del domingo último, en medio de una fuerte tormenta de viento y lluvia.

“Toto, el chivo del Lago”. Con esa denominación Daniel González abrió una cuenta en Instagram, a través de la cual se difunden las actividades que se desarrollan en el lugar, fundamentalmente lo relacionado con los animales que hay en esa reserva, contando con numerosos seguidores.

Daniel y Norma trabajan como encargados del cuidado del lugar desde que se hizo cargo el nuevo concesionario de ese espacio público, que fue notoriamente mejorado, haciéndose una importante inversión.

El robo de “Toto” no sólo generó tristeza y desazón en sus cuidadores, sino también una fuerte indignación en la comunidad, reflejada a través de mensajes emitidos en las redes sociales, solidarizándose con los responsables del Lago de los Cisnes e instando a la reflexión de aquellos que cometieron la sustracción para que lo devuelvan.

Hay evidencias de que “Toto” no se escapó, ni huyó del lugar: huellas de pisadas y ramas rotas revelan que el animal fue robado. Quizás el fuerte sonido del viento y la lluvia impidieron que se escucharan ruidos aquella noche.

“Cada vez me da más bronca la raza humana. ¿Qué necesidad hay de tanta maldad? Que Dios castigue tanta crueldad”, escribió Paula Francese.

“Este hecho es el resultado de un largo proceso de degradación de la educación , respeto a las normas de convivencia , etc. No es casual, es producto de políticas tendientes a la creación de «cabezas de termo», afirmó Hugo Eduardo Volpi.

 Cada vez peor, no existe el respeto por lo ajeno, nada puede estar suelto que alguien cree tener el derecho de llevárselo”, expresó Hugo De Doná.

En los primeros días de marzo, en Lago de los Cisnes,  se produjo la desaparición  de “Tincho”·, un pequeño coipo criado desde pequeño con mamadera, al igual que “Toto”, el chivo ahora sustraído. Ambas eran atracción de los numerosos niños que visitan el lugar, al que siguen sumándose algunos animales, unos traídos especialmente como el ñandú “Copito” y otros nacidos en el lugar, como fue el caso, días pasados, de dos cabritas.

Es de esperar que no vuelvan a repetirse hechos como éstos en esta reserva de la fauna lugareña, en la que cada animal que lo habita es tratado no sólo con responsabilidad por sus cuidadores sino también con mucho cariño.

Del coipo “Tincho” no su tuvieron más noticias. Queda alguna esperanza de que suceda con lo contrario y que “Toto” sea restituido al lugar, para poder correr ansioso, como lo hacía, cuando escuchaba que Norma lo llamaba para que se alimentara.

Haz tu comentario arriba, desde tu sesión de facebook!