Call center de Movistar suspendió a casi 100 trabajadores

En Mar del Plata. Por falta de herramientas para cumplir con sus tareas laborales

 

Hay gran preocupación casi 100 empleados del call center Atento, de 20 de septiembre y Alberti de la ciudad de Mar del Plata, que desde el inicio del aislamiento obligatorio y preventivo por el coronavirus, no pueden trabajar.

“Unos días antes de la cuarentena establecida por el Gobierno, la empresa hizo un relevamiento de las herramientas y accesos de cada uno de los empleados para hacer teletrabajo. Y a algunos se les brindó vinchas para poder trabajar desde su casa y a los que eran grupos de riesgo y los padres con niños de edad escolar, comenzaron su licencia, dos días antes del aislamiento. Quienes no éramos padres ni grupos de riesgo, continuamos yendo a trabajar. Y el 20 de marzo, cuando se decretó la cuarentena, los supervisores pidieron que quienes contaban con las herramientas se conectaran remotamente mediante un instructivo impreso y entregado con anterioridad y se les consultó a los grupos de riesgo y padres si, de manera voluntaria, se podían conectar. La empresa estaba informada sobre qué tenía y qué carecía el empleado para el trabajo”, señalaron a través de un comunicado un grupo de trabajadores del call center, que atiende a los clientes de Movistar de todo el país.

Según advierten, se daban cuatro situaciones en que los empleados no podían hacer teletrabajo: no tenían computadora; o tenían pero no contaban con internet o el ancho de banda requerido no era suficiente; o poseían todas estas herramientas pero la multinacional no les había entregado una IP remota para trabajar -una dirección de computadora física a la cual conectarse remotamente- o contaban con todas estas herramientas pero no tenían tareas asignadas por la firma, que durante muchos años fue elegida entre las mejores empresas para trabajar por la consultora Great Place to Work del país.

Haz tu comentario arriba, desde tu sesión de facebook!