No cede el reclamo y persiste la protesta de la policía bonaerense

Efectivos apostados frente a las sedes de la Comisaría Primera y Jefatura Departamental

 

Mientras el conflicto se prolonga, con fuertes declaraciones del presidente de la Nación y la réplica de referentes uniformados, efectivos de la policía bonaerense que prestan servicio en Necochea continuaban este miércoles concentrados frente a la sede de la Jefatura Departamental de Seguridad
No abandonaron el sector ni siquiera en las primeras horas de esta mañana bajo la lluvia. Con la instalación de un gazebo, un vehículo utilitario, automóviles particulares y móviles de la fuerza no afectados al servicio, continuaron la medida de protesta, en reclamo de una recomposición salarial y la entrega de ropa y equipos de trabajo.
“Esto no se resuelve escondidos en patrulleros tocando bocina”, afirmó en las últimas horas el presidente Alberto Fernández, en declaraciones que poco contribuyeron a que fluyera el diálogo entre las partes.
“Nosotros nunca nos escondemos. Fue una declaración inoportuna que no suma, resta. La sangre derramada de nuestros compañeros no merece una declaración así del Presidente”, fue la respuesta de un jefe policial participante de la protesta en la ciudad de La Plata.
El gobernador Axel Kicillof adelantó que se les otorgará un aumento salarial, pero no especificó el porcentaje del mismo.
Este mediodía un importante número de efectivos continuaba concentrado sobre las rampas de estacionamiento del boulevard de Avenida 58 entre 61 y 63, frente a las sedes de la Comisaría Primera y la Jefatura Departamental de Seguridad.
Allí podía observarse tanto a agentes de la policía vistiendo su uniforme, como a jubilados de civil compartiendo la protesta, con sus expectativas puestas en que autoridades provinciales y sus representantes mantuvieran un diálogo que posibilite llegar a un acuerdo que ponga final a esta singular movilización de miembros de la fuerza de seguridad bonaerense.
Mientras algunos efectivos saboreaban un choripán, elaborado por los propios policías en el lugar, una integrante femenina de la fuerza amamantaba a su hijo en el interior de un vehículo utilitario Al mismo tiempo, se producían diálogos entre diversos grupos de uniformados, tanto jóvenes como más experimentados, analizando la situación y evaluando su continuidad. La protesta es protagonizada tanto por hombres de la fuerza como de mujeres, cuyo número se ha ido incrementando en los últimos tiempos.
Desde el gobierno provincial, Carlos Bianco, jefe de Gabinete, se encargó de subrayar que “acá no hay una oferta (salarial) que se tiene que validar, porque no hay un sindicato ni una paritaria. Acá hay una determinación del gobierno bonaerense de otorgar un aumento, que será comunicada por decreto”.
La legislación vigente impide que la policía pueda sindicalizarse.
En las jornadas previas no sólo hubo concentración de policías frente a la Departamental, sino que en varias oportunidades se dirigieron hacia el centro de la ciudad, caminando por sus principales calles, seguidos por móviles cuyos conductores hicieron sonar sus bocinas en forma reiterada.

 

Haz tu comentario arriba, desde tu sesión de facebook!