0000055698

Vísteme despacio que estoy apurado

 

Por Luciano Lescano, concejal mandato cumplido

 

A 58 días del incendio del Auditorium del Casino, asistimos en nuestra ciudad a una avanzada fenomenal del Gobierno municipal por la venta del patrimonio público de las y los necochenses. Las cenizas del teatro auditorium seguían tibias y ya se iniciaba la tasación del inmueble público que integra el Complejo.

Con una celeridad inusitada, el Intendente convocaba semanalmente a  empresarios y sindicatos a su despacho para generar el consenso, «que realmente importa», para su venta.

Este martes el proyecto definitivo bajó al Honorable Concejo Deliberante para que lo evalúen los bloques políticos que integran el Concejo Deliberante en tan sólo 48 hs.

El Intendente expresó que «no hay mucho por discutir, este es el único camino posible», una muestra del único interés manifiesto del Ejecutivo, vender, sin una discusión transparente de cara a la sociedad de Necochea, en principio por el análisis de otras alternativas que no contemplen la venta, y en el caso de propiciarse la venta, de las condiciones de esa venta, del destino de los fondos públicos y del uso público de esos espacios tan apreciados por los necochenses.

Muy mala señal para la ciudadanía que en medio de una pandemia, de una crisis económica y social, la prioridad más importante de la actual gestión sea la venta de las tierras del Casino. Mala señal que se presione y se intente llevar puesto al Concejo Deliberante, cuando el análisis debería ser por demás minucioso porque estamos hablando de algo que nos pertenece a todas y todos nosotros. Exigir seriedad, exigir profundidad, exigir tiempo más que un pedido de los ediles debiera ser una obligación. Una obligación para con el Pueblo de Necochea a quien representan.

Esta claro que la única política hasta ahora del Estado municipal fue el abandono, pero el mismo no puede ser argumento suficiente para la venta y la entrega de nuestro patrimonio.

Haz tu comentario arriba, desde tu sesión de facebook!