Proponen un gobierno “de unidad y reconstrucción nacional”

Iniciativa de la Corriente de Opinión Nacional de la UCR, ante la profundidad de la crisis del país. Diferencias partidarias en la Provincia

 

Con el objetivo de “recuperar la centralidad de la política con propuestas que recreen la esperanza”, en virtud de “la profundidad y extensión en el tiempo” de la crisis que vive el país, la Corriente de Opinión Nacional bonaerense de la Unión Cívica Radical promueve que se constituya “un gobierno de unidad y reconstrucción nacional”. Al mismo tiempo  brega para terminar con la grieta existente en la sociedad actualmente, advirtiendo que “hoy los extremos nos precipitan al abismo”.

Este “gobierno de unidad y reconstrucción nacional” se constituiría “respetando la legítima autoridad presidencial  y expresando la correlación de fuerzas y proporcionalidad de las últimas elecciones, siendo convalidado por la mayoría en ambas cámaras”.

Propone, además, la CON que se ratifique expresamente que el único marco legal aceptado es el cumplimiento de la Constitución Nacional con plena vigencia de los derechos y garantías consagrados”.

El sector de la UCR que tiene como máximo referente a Federico Storani  plantea también que “se respete la independencia de la Justicia en la estricta observancia del Estado de Derecho”.

DIFERENCIAS PARTIDARIAS

El documento deja en claro diferencias con la actual conducción del radicalismo bonaerense a cargo de Daniel Salvador,  a la que es afín el diputadfo Maximiliano Abad y con la que difiere Gustavo Posse, intendente de San Isidro.  Abad y Posse aspiran a presidir la UCR provincial.

“Lamentamos la claudicación de las actuales autoridades partidarias que siguen apostando a la división del pueblo argentino y, de este modo, le hacen el juego a los sectores del privilegio e impiden construir un camino de esperanza”, afirman.

En el cuarto punto de la propuesta se brega para que “la prioridad sea garantizar la integridad territorial del Estado-Nación respetando el sistema federal y la autonomía de las provincias”.

La propuesta incluye que “se constituya por ley del Congreso Nacional un Consejo Político, Económico y Social con representación de los trabajadores, de los sectores de la producción, de las universidades nacionales, de las diferentes confesiones religiosas con reconocimiento legal y otros actores sociales que puedan surgir del debate parlamentario”.

Dicho organismo deberá elaborar “un plan de reconstrucción nacional al que todos se comprometan a respetar y acatar, otorgando categoría de Políticas de Estado con previsibilidad y perdurabilidad”.

En el marco de la pandemia del coronavirus que se padece, desde la CON entienden que debe establecerse “un equilibrio  entre la preservación de la salud del pueblo argentino y la imprescindible reactivación de la actividad económica”.

Asimismo, se impulsa una reforma tributaria e impositiva progresiva, con el objeto de aliviar la producción, el trabajo y el consumo”.

Por otra parte, se pronuncian por la puesta en marcha “de inmediato” del sistema educativo “con estricta observancia de los protocolos sanitarios”.

INFORME DE SITUACION

Al hacer un diagnóstico de la situación actual de país, desde la CON evalúan que se halla “sumergido en una crisis cuya profundidad y extensión en el tiempo pone en riesgo nuestro futuro como Nación”.

Sostienen que “esta afirmación no es exagerada si se observa y se analiza el cúmulo de factores negativos que afectan a la casi totalidad de nuestras actividades, comenzando por la política”.

Agregan que “a ello se suma la golpeada economía, la situación social en emergencia, la degradación institucional, el deterioro en los niveles de seguridad y normas de convivencia elementales, la precarización del sistema de salud, el abandono y deserción educativo y la permanente agresión al medio ambiente, entre muchas otras que podrían añadirse”.

A criterio de dirigentes de la CON, la persistencia de “esta situación de descomposición  socaba la credibilidad y legitimidad democrática, porque desnuda la incapacidad  e ineficiencia para elaborar y brindar las soluciones que se demandan con urgencia y, a su vez, permite que se instalen variantes autoritarias cuya expresión más visible es el discurso de la antipolítica amplificado por la complicidad de algunos medios de comunicación, operando como telón de fondo que encubre el ensayo de antiguas y nuevas recetas antidemocráticas”.

LA POLITICA EN DEUDA

Evalúan que “si por definición la política es el arte de hacer posible lo necesario para garantizar la convivencia pacífica entre los miembros  de una comunidad y generar las condiciones para alcanzar el progreso y una vida digna, debemos admitir  que estamos a años luz de lograrlo”.

En tono autocrático, agregan: “Si los partidos políticos en un sistema democrático son los instrumentos imprescindibles para canalizar y expresar la soberanía del pueblo y deben traducir en propuestas concretas las medidas que satisfagan las expectativas legítimas de mejorar la calidad de vida, debemos admitir que no hemos estado a la altura”.

Se llegan a preguntar  desde la CON “si la subsistencia del propio sistema democrático es compatible con niveles de desigualdad crecientes, con una pobreza estructural que supera el 40% de la población, con la recesión económica que impide el crecimiento y el desarrollo humano. Así también con la violencia intrafamiliar que se ha profundizado, siendo que los mayores perjudicados son niños, niñas, adolescentes y mujeres”.

Consideran  que “la primera propuesta hay que buscarla en la acción política, procurando aislar a las posiciones extremas que fomentan el odio y nos llevan al abismo”. Y aseguran que “este objetivo primordial sólo se logrará si se actúa con grandeza y sentido patriótico para poder enfrentar con éxito la crisis y construir la épica de la mística y la esperanza”.

En tal sentido, recalcan, el primer paso “debe ser ampliar la base de sustentación política que resulte en un poder democrático fuerte, capaz de llevar adelante las reformas estructurales”.

 

Haz tu comentario arriba, desde tu sesión de facebook!