Mayorías absolutas, doble voto y relativismo político

Por ALBERTO ESNAOLA (ex concejal)

 

Los aumentos de tasas siempre generan controversias,  pero mucho más si lo que se pone en duda es si se alcanzan las mayorías de ley para poder aplicar los aumentos propuestos.

El mecanismo para legitimar un aumento en las tasas municipales tiene un régimen especial en el que nuestro orden jurídico requiere mayorías diferentes, sea para lo que se denomina Ordenanza Preparatoria (requiere mayoría simple) u Ordenanza Definitiva (requiere mayoría absoluta).-

El Concejo Deliberante, por el doble voto del Presidente, sancionó la ordenanza preparatoria  que establece el artículo 29 inciso 2 de la Ley Orgánica de las Municipalidades (LOM). El mismo señala que “el Concejo por simple mayoría sancionará un ordenanza preparatoria que oficiará de anteproyecto, para ser considerado en la Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes”.-

Lo que este jueves se va a poner en consideración es la Ordenanza Preparatoria ante la Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes, requiriendo esta vez sí una mayoría absoluta, no pudiendo hacerse uso del doble voto del Presidente para que el aumento propuesto sea legal,

Ahora, ¿a qué viene esta aclaración?, se preguntara usted lector. La aclaración surge de dos cosas. La primera es que por lo general los mayores contribuyentes de cada concejal nunca votan diferente a lo que votó el edil en la ordenanza preparatoria. Y mucho menos para ser responsable de un aumento de tasas.   La segunda es que el vocero del bloque del Partido Fe (Nueva Necochea) justificó en algunos medios la mayoría absoluta con el doble voto del concejal Trigo Gutiérrez, presidente del Concejo Deliberante.

De prosperar un empate en la asamblea y querer aplicar el aumento propuesto por el oficialismo con la interpretación del vocero oficial, el mismo sería ilegal.

La ordenanza definitiva que deberá sancionarse o rechazarse en la asamblea del jueves 10 de diciembre, para que tenga vigencia, deberá contar con 21 votos positivos, que son la mayoría absoluta que exige la Constitución provincial en su artículo 193 inciso 2 . Este precisa que “todo aumento o creación de impuestos o contribución de mejoras, necesita ser sancionada por mayoría absoluta de votos de una asamblea compuesta por los miembros del Concejo Deliberante y un número igual de mayores contribuyentes de impuestos municipales”. Esto, en consonancia con el artículo 32 párrafo 2 de la Lay Orgánica de las Municipaliades, que también indica la mayoría absoluta de los integrantes del Cuerpo, o sea de un cuerpo de 40 miembros la mayoría absoluta es 21”.

CONSENSO O IMPOSICIÓN

El oficialismo, genéricamente hablando, siempre está urgido y es “victima” de quienes no quieren el progreso de la ciudad. Este razonamiento es a mi juicio falso, pero útil para quien no sabe nunca construir consensos.

El posible rechazo de producirse un previsible empate en 20 el día jueves no sería algo tan dañoso y si, creo, útil para el conjunto de la sociedad. Un empate obligaría al oficialismo a escuchar a la oposición, dialogar y consensuar.-

La Unión Cívica Radical,  a través de su nloque de concejales,  sumó propuestas que no sólo no desfinancian al Estado Municipal si no que reparte mucho más justamente las cargas entre los contribuyentes. El concejal López Rodríguez manifestó que no acompaña esta imposición, pero sí está dispusto para discutir otro aumento.-

Un rechazo este jueves podría generar un ámbito de discusión y consenso que hasta ahora no existió y en marzo cuando se inaugure el nuevo período de sesiones ordinarias (faltan solo dos meses)  podría volver a discutirse, entendiendo que se debe consensuar si se quiere en verdad gobernar para todos.-

Haz tu comentario arriba, desde tu sesión de facebook!