Segunda denuncia penal contra los transportistas

Fue realizada por el municipio, tras la movilización hacia el Palacio Comunal

 

La Municipalidad de Necochea volvió a efectuar este martes una denuncia penal contra los transportistas autoconvocados que desde el 16 de enero llevan adelante un paro.

En la anterior oportunidad lo había hecho en el Juzgado Federal, denunciando que se impedía el acceso al distrito de mercadería, incluyendo alimentos y elementos esenciales para la salud.

En esta ocasión, la denuncia se hizo ante la Fiscalía del Departamento Judicial de Necochea, por la posible comisión de los delitos de acción pública de daño, afectación del normal funcionamiento de los transportes e intimidación pública.

En la denuncia se detalla que los transportistas concurrieron al municipio luego de bloquear con sus unidades la circulación de  la calle 56, como así también de otras arterias circundantes a la Plaza Dardo Rocha, incluyendo la Avenida 59 que la cruza.

También se señala que los camioneros se negaron a ser recibidos por el secretario de Gobierno, en virtud de que el intendente Arturo Rojas se hallaba en la ciudad de La Plata.

Se da cuenta, además, del hecho de haber prendido fuego neumáticos, produciendo daños al pavimento, frente al Palacio Comunal. Y se agrega que el grupo de manifestantes “se hallan ocupando un espacio público, reunidos tumultuosamente, profiriendo amenazas”, acotando que “con su actitud se encuentra alterado el orden público, entorpeciendo y dificultando la libre circulación y estacionamiento de automotores e infundiendo un temor público, suscitando tumultos  y desórdenes, haciendo señales y dando voces de alarma, empleando para ello, entre otros medios materiales normalmente idóneos para producir tales efectos, el contínuo uso de bocinas de los camiones y la quema de neumáticos sobre la cinta asfáltica”.

La denuncia penal lleva las firmas del secretario de Gobierno, Jorge Martínez, y el  secretario de Legal y Técnica, Ernesto Povilaitis.

En la mañana de este miércoles los transportistas decidieron desbloquear las calles, retirando sus unidades, con la excepción de la calle 56 entre 59 y 61, donde permanecen varios camiones impidiendo el paso.

Asimismo, en las primeras horas de la tarde un grupo de camioneros decidió transitar por la ciudad, dirigiéndose incluso a la villa balnearia, haciendo sonar sus bocinas, con la intención de visibilizar aún más su protesta.

Haz tu comentario arriba, desde tu sesión de facebook!