Inseguridad en Necochea

Por GONZALO DIEZ (dirigente radical)

 

Cualquiera que preste mínima atención a lo que sucede en las redes sociales podrá darse cuenta que estamos inmersos en una tremenda ola de robos. Todos los días se publican denuncias de robos de motos, bicicletas, celulares, entraderas a domicilios, etc.

La cronología diaria de estos hechos sucede ante la mirada atónita de la ciudadanía y no provoca ninguna reacción en las autoridades que deberían actuar para poner un freno a este raid delictivo.

La seguridad no es un tema al que sea fácil entrarle, má cuando los usos políticos privilegian la “inmediatez” de los resultados, o mejor dicho de los efectos. En Necochea nos hemos acostumbrado al anuncio de grandes obras que generan una inmediato efecto positivo, pero que al no concretarse nos hunden en una nueva frustración. Pero de seguridad, el gobierno municipal no se anima siquiera a hablar, menos a ponerlo en la agenda pública de discusión.

Sí existe en el organigrama municipal, al que hay que adivinar y rastrear en los medios de comunicación porque no está publicado oficialmente, un Director Coordinador de Políticas de Seguridad.

Ocupa ese cargo un ex comisario, a quien no podemos evaluar porque existen escasísimos elementos de análisis disponibles, lo que demuestra el total desinterés del gobierno local en esta materia.

Pero para que no nos quedemos inmovilizados en la crítica es que me gustaría poner en consideración una serie de cursos de acción, que ya hemos propuesto desde el año 2015.

  • Construcción de una red de seguridad a través de la instalación de 48 puntos seguros en los espacios públicos de la ciudad. De esta forma el estado jerarquiza el espacio público, permite la descentralización de actividades del municipio y brinda soporte a las fuerzas de seguridad con infraestructura y equipamiento moderno.
  • Desarrollo del Plan de Luces: Originalmente el concejal (MC), Alfredo Maldonado presentó en el Comité Radical local un proyecto de Ordenanza que preveía la división territorial de la ciudad en zonas, para que luego se licitara el recambio del alumbrado público a luminarias de tecnología LED, dando un marco de planificación, previsión y transparencia que hoy carece un sistema de recambio sin normas claras, soportado solo por el esfuerzo de los vecinos con accesibilidad económica. Finalmente el bloque de concejales de la UCR presentó un instrumento modificado que pone, como así debe ser, la responsabilidad de brindar este servicio de manera universal, en cabeza del Departamento Ejecutivo. La propuesta de Maldonado podrá ser usada de base para llegar a los objetivos planteados por el bloque de concejales radicales. Ojalá, el Intendente se haga eco de estas propuestas.
  • Mesa de seguridad: propusimos y proponemos que el Intendente municipal presida una mesa donde se sienten semanalmente todos los actores involucrados. Naturalmente esa mesa debe estar compuesta por el Departamento Ejecutivo, representantes del Concejo Deliberante, las autoridades de las fuerzas policiales y representantes de la justicia. En ella debe llevarse un detallado análisis de situación semanal y permitirá, además de controles cruzados, trazar un mapa del delito que sirva de insumo para el desarrollo de políticas públicas.

Estos tres puntos básicos no intentan abarcar la totalidad de la problemática, que es sumamente compleja. Sin embargo, la complejidad no puede justificar la inmovilidad de un gobierno local que ni siquiera introduce el tema en la agenda pública de discusión.

Sirvan ellos de catalizadores para que cada uno, desde el lugar que le toca, pueda aportar acciones para poder vivir tranquilos.

 

 

 

Haz tu comentario arriba, desde tu sesión de facebook!