05-11-FOTO-decreto-horario2

Preocupación de comerciantes locales: “No anda nadie en la calle”

José Gómez tiene un negocio dedicado a la venta de alimentos para perros y gatos y se animó a dar un pantallazo general de cómo se vive la pandemia en los barrios y el impacto que ha tenido en la gente

 

Seriamente afectada por la pandemia de Covid, la vida de los necochenses ha sabido dar un vuelco de 180 grados en el último año y pocos meses. Prohibidas las reuniones, con cambios de horarios cada vez más complejos y restricciones comerciales que nunca acaban, las calles de la ciudad parecen estar todo los días un poco más vacías y grises.

Ese mismo panorama describió en el programa Voces de la Ciudad, José Iginio Gómez, más conocido en el Barrio Aguas Corrientes como “Pepe”, quien se levanta todas las mañanas para abrir un comercio familiar dedicado a la venta de alimentos para perros y gatos.

En su negocio, “Mi Can”, ubicado en calle 57 entre 78 y 80, describe en la mañana de la FM Vinilo 103.5 MHz cómo ve la situación desde atrás del mostrador: “No anda nadie en la calle”, afirma, para agregar enseguida que “hay que aguantar, cuidarse y tratar de estar bien”.

“Estamos en una etapa complicada, la gente no puede salir a trabajar, no está bien económicamente, han subido muchísimo las cosas. Hoy se prioriza la comida y después vemos el resto”, afirma Pepe, contando que en el barrio la sensación es que “la gente se tiene que ‘acobachar’, se tiene que guardar, porque encima que venís mal abarajado si te llegás a enfermar, chau, terminas mal”.

Afirmando que le preocupa no saber cuándo va a terminar esta crisis, porque “encima ahora llega el frío del invierno”, José cuenta que “tengo muchos amigos del barrio, de toda la vida, que están complicados con el tema del laburo: el tipo que pinta una puerta, que arregla algo. Está todo cortado, no la están pasando bien”.

“Me ha pasado que se me larguen a llorar y no saber qué hacer, porque hay muchas cosas detrás de la enfermedad: la plata que no alcanza, la familia que hay que mantener”, y a esto hay que sumarle “el encierro, que no es bueno, a la corta o a la larga te mata”, asegura el comerciante local.

Cerrando la nota y hablando un poco más sobre la actividad comercial, Pepe aseveró que “viene todo medio mal barajado y repercute en un montón de cosas”, pero “tenemos que seguir adelante, trabajando, porque las cuentas vienen igual, hay que pagar la luz, el gas, el teléfono…”; y remarcó: “La gente la está pasando muy mal, más de lo que uno piensa”.

Haz tu comentario arriba, desde tu sesión de facebook!