“Nos están cercando por todos lados”, afirmó Ariel Hernández Rubio

El director de la Clínica Cruz Azul se refirió así a la crisis financiera que atraviesa el sector privado de la Salud

 

Entrevistado por el periodista Jorge Gómez, conductor del ciclo radial Voces de la Ciudad, que se transmite en las mañanas de la FM Vinilo 103.5 MHz, el director administrativo de la Clínica Cruz Azul, Ariel Hernández Rubio, habló de la crisis financiera por la que atraviesa el único efector privado de la salud en el distrito y pintó un panorama desolador acerca de la pandemia y su repercusión en el sistema sanitario local en las últimas semanas.

Con respecto a la entidad que dirige, el doctor sentenció: “Nos están cercando por todos lados”, manifestando que las internaciones que pueden efectuar están basadas en decisiones unilaterales del Estado nacional que no permite, a su vez, las cirugías programadas, la fuente más importante de ingresos para el sector. “Te piden cada cuatro horas informar qué pacientes internaste y para qué”, reveló.

En cuanto a la frágil situación económica, brindó algunos detalles desesperantes, tales como el gasto en oxígeno, que ha ascendido de los 160 mil pesos que se gastaban antes de la pandemia a unos 470 mil mensuales en este período, o el de los medicamentos de terapia intensiva, cuyo valor se ha incrementado en un 1200 por ciento.

Explicando cómo se siguen solventando en este complejo escenario, el doctor contó que “estábamos haciendo una terapia intensiva nueva y estamos gastando esa plata”; y agregó que no se pudieron pagar las cargas sociales de los trabajadores en los últimos dos meses, un gasto mayor si se tiene en cuenta que el plantel de la Clínica, sin contar a los profesionales, asciende hoy a 73 personas contratadas, entre administrativos, instrumentistas, enfermeras o personal de limpieza.

“A los proveedores estamos pagándoles a todos, nos quedan deudas con el Estado y veremos más adelante de alguna moratoria”, porque “desde septiembre de 2020 que las obras sociales no suben prácticamente nada. De facturar 12 millones de pesos por mes, hoy facturamos 9 y para sostener la clínica necesitamos 14 millones”, terminó definiendo sobre el tema.

En tanto, indicó Hernández Rubio que “esta semana fue muy complicada para la salud en Necochea: la gente se moría en la calle. En la puerta del Hospital se murieron dos personas esperando una cama”, remarcó el médico, dando a conocer el duro escenario al que se vio expuesto el sistema sanitario local, mientras atestiguó que “ahora se está haciendo lugar porque se murieron los pacientes”.

Puntualmente, durante el transcurso de la última semana, en la Clínica Cruz Azul fallecieron cuatro personas por coronavirus y, en este momento, “tenemos tres pacientes entubados y cuatro con Covid que están alojados en el ala nueva, en lo que sería la maternidad”.

“Teníamos el acuerdo de que no íbamos a tener casos positivos, pero tuvimos que empezar a recibirlos en el momento en que colapsó el sistema de salud de la Municipalidad”, remarcó Hernández Rubio, advirtiendo que alojar a un paciente infectado insume unos 90 mil pesos diarios.

Haz tu comentario arriba, desde tu sesión de facebook!