15-10-FOTO-Rojas-Patio-Cerezos-Japones-2

Rojas destacó la puesta en valor del Patio de los Cerezos

“Para mí es un orgullo que hoy podamos estar acá, después de los trabajos realizados y de un intercambio que lleva varios meses”, manifestó el intendente

 

En la mañana de este viernes, en el Patio de los Cerezos que se enclava en el corazón del Parque Miguel Lillo, el intendente Arturo Rojas participó en un acto, junto a la comunidad japonesa residente en nuestro distrito, que sirvió para dejar inaugurada la puesta en valor del predio, que comprendió su mantenimiento, la poda de ejemplares, la restauración del torii (arco tradicional), la modernización de las luminarias y la confección de un mural conmemorativo.

“Para mí es un orgullo que hoy podamos estar acá, después de los trabajos realizados y de un intercambio que lleva varios meses”, manifestó en su discurso el mandatario, señalando que “este lugar tan bello tiene que ver con la cultura, con nuestra historia y con algo verdaderamente importante para toda la comunidad japonesa”.

El Jefe de la comuna, además, auguró que “éste sea el inicio y que sigamos realizando obras que lo embellezcan”, destacando la importancia de seguir poniendo en valor monumentos, sitios culturales y espacios públicos, “primero, para que los podamos disfrutar los que vivimos acá durante todo el año y, también, para dar la posibilidad a aquellos turistas que vienen a conocer nuestra historia y lugares que son emblemáticos, que hay que revalorizar y respetar”.

En el patio donde florecen los sakuras, que simbolizan la historia de amistad entre las comunidades argentina y japonesa, se entregó a los residentes una placa de bronce conmemorativa, que fuera colocada el 12 de octubre de 1990 cuando llegó el profesor Anada a la ciudad para presenciar el florecimiento de los ejemplares que él mismo había intercambiado por semillas de ceibo que se plantaron en Kanasawa, la que será restaurada y expuesta en el Museo Histórico Regional.

Antes de las palabras del intendente, Ramón Yamamoto, en representación de la colectividad, agradeció al municipio y a las áreas intervinientes “por apoyar esta modernización y puesta en valor de nuestro querido lugar”, tanto como al artista Ariel Espósito, a cargo del mural, y a las asociaciones ambientales que los acompañaron y fueron informando sobre el estado de las obras.

“Este 24 de noviembre se van a cumplir 50 años desde que llegaron estos hermosos ejemplares a nuestra ciudad, gracias a las gestiones del señor Nakashima”, presidente de la asociación representativa en ese entonces, que son “símbolo de amistad y una enseñanza cultural”. Y subrayó: “31 años después de aquel 12 de octubre de 1990 se hace una nueva puesta en valor del lugar, por eso este día es tan importante para nosotros”.

Por último, vale destacar que el propio intendente adelantó que en el “Jardín Japonés” se colocará cartelería con códigos QR para que puedan ser escaneados con el uso de la tecnología y dar a conocer, de esta manera, la historia acerca de la conformación del lugar.

Haz tu comentario arriba, desde tu sesión de facebook!