Entoscado del Paseo de la Ribera: “Un antes y un después”

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp

Ariel González, vecino del sector, señaló a la obra como “un hecho histórico”

 

“Esto es un antes y un después, un hecho histórico para la ciudad de Necochea”, afirmó Ariel González con respecto a la obra de entoscado del tramo del camino ribereño comprendido entre el Club Del Valle y el Puente Taraborelli, de unos cuatro kilómetros de extensión.

González, vecino del Paseo de la Ribera, sostuvo que el reclamo que desde hacía varios años venía haciendo el grupo conformado en el lugar no era sólo para beneficiar a los propietarios de viviendas del sector, sino que considera que “esto se tiene que convertir en un polo turístico, tiene que ser la puerta al turismo de todo el año”.

La obra ejecutada por el Ente Vial contempló el acondicionamiento del sendero desde su inicio, a la altura del Club del Valle, y hasta el kilómetro 4.2, donde el camino se cruza con el Puente Taraborelli.

“Hicieron un trabajo absolutamente prolijo y muy a conciencia: se tiró una buena cantidad de tosca, como para evitar la rápida erosión, se hizo un trabajo de badenes, de banquinas, y un consolidado con agua en conjunto con el regador que tenemos los vecinos, con el que aplacamos un poco la tierra en verano”, precisó González.

Los vecinos del Paseo de la Ribera bregan por su crecimiento, añadiéndole atractivos. Y lo hacen “sin avasallar a la naturaleza”. Con esa premisa gestionan con el municipio un proyecto de iluminación para el sector.

LUGAR TURISTICO

“Más allá del reclamo de los vecinos que tienen problemas de cloacas o de drenaje, este punto es importante porque es turístico y creo que haber entendido eso es importantísimo, remarcó el médico, que tiene su vivienda a metros del Río Quequén desde hace  muchos años. Lo hizo en alusión a la recepción del actual gobierno.

“A un metro de tu casa, acá tenés un lugar para venir, sentarte con tu equipo de mate, tirar la caña, bajar al río a navegar; sin la necesidad de una 4×4 o ninguna cuestión extra”, acotó sobre las bondades que entrega a todos los habitantes del distrito el Paseo de la Ribera.

En dicho tramo funciona una posta policial, gestionada por los vecinos, para que se cuente con mayor seguridad.

“Creo que vamos en un sentido muy correcto, esto es histórico y estamos muy contentos”, sintetizó González en su rol de portavoz de aquellos pioneros que, antaño, se establecieron en la margen del río para comenzar una nueva vida y que ven cada vez más cerca como el sueño de crear un espacio de descanso y turismo se va convirtiendo en una realidad palpable.

Mas Noticias

El PRO con la mira puesta en 2023

Fernández Palma y Ferrazzini tienen a Patricia Bullrich como referente “Buscamos conseguir la intendencia o al menos lograr sentar concejales”, afirmó Marcela