Otro necochense preso por tráfico de drogas a Europa

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp

Es Darío Daniel Pereyra.  A fines de jlulio habían detenido a Gustavo Fabricius en Argentina

Darío Daniel Pereyra, necochense de 48 años radicado en Marbella, fue detenido en las últimas horas, acusado de ser parte de una banda dedicada al tráfico de drogas efectuado a través de veleros, entre la Argentina y Europa. 
En los útlimos días de julio pasado, por la misma causa, había sido detenido en la Argentina otro necochense, Gustavo Fabricius, imputado de ser miembro también de un grupo de “narcoveleros”, como denominaron medios de prensa a esta banda.

Pereyra, apodado “Cabezón”, vive desde hace muchos años en la costa del Mar Mediterráneo y era buscado por intentar mover casi 45 millones de dólares a España, tal como lo indica el portal Infobae.

El empresario fue apresado por Interpol junto a su principal socio Gustavo Marano, quien se hace llamar “Diego”.  Pero este último fue dejado libre por la Justicia española.
Hasta julio pasado Pereyra controlaba el exclusivo club de playa The Point, en Marebella. También tenía negocios de deportes acuáticos y un restaurante  Su paradero fue descubierto en julio. Era buscado desde 2018.  Una persona se comunicó telefónicamente para revelar que se estaba preparando un cargamento con 2.000 kilos de cocaína para ser enviado desde Tigre (en Argentina) a Marbella, balneario ubicado en la costa sur de España, junto al Mediterráneo, perteneciente a la región de Andalucía

La persona que hizo aquel llamado fue Diego Guastini. Un sicario lo asesinó en Quilmes en octubre de 2019.
Los investigadores pudieron determinar que el líder de la banda es Gustavo Diego Mariano Fuentes. Este tenía sociedades en España con Pereyra y su pareja, Cintia Gómez. Además de Pereyra y Fabricius, se nombra a otro necochense con relación a este caso. Es Héctor Goñi. También hay un marroquí llamado Mohammed El Arsi Klaloussi involucrado.

La maniobra descubierta consistía en llevar cocaína en el velero Quo Vadis. Lo hacían desde Paraná de las Palmas hacia aguas internacionales. En alta mar, supuestamente, la droga era cargada en un buque. Fueron casi 1500 kilos de cocaína los que logró secuestrar la policía. Se hallaba en un complejo de cabañas de Belén de Escobar y en el country El Centauro, en la zona de Canning.

A Gustavo Fabricius, en relación con esta causa, se lo detuvo, cuando salía de un locutorio en la localidad de Ituzaingo, en el oeste del Gran Buenos Aires.

Mas Noticias