Salchicha parrillera: Ochandio fue una fiesta

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp

El intendente Gargaglione agradeció a quienes la organizaron

Con gran éxito se llevó a cabo el sábado último en Ochandio la segunda edición de la Fiesta de la Salchicha Parrillera, que contó con numerosa concurrencia, incluido el intendente de San Cayetano, Miguel Gargaglione.

La primera edición se había realizado el 14 de julio de 2019, habiéndose interrumpido su continuidad a raíz de la pandemia del coronavirus.

El jefe comunal resaltó, en principio, el hecho del reencuentro. “Estamos   Estamos felices por la cantidad de gente que se ha acercado, de varios lugares. Agradezco especialmente a la comunidad de Ochandio, a las familias, a las instituciones educativas, la Iglesia, a todos quienes de una manera u otra colaboraron para que esta fiesta sea un verdadero éxito”, comenzó expresando el Intendente, luego de escuchar las palabras emocionadas de Norma, una de las vecinas que trabajó incansablemente para esta fiesta.

“El municipio siempre está presente y lo va a seguir estando; hoy se están inaugurando los baños del club (Sportivo Ochandio), una obra que sus vecinos pidieron a través del presupuesto participativo, y que son imprescindibles en estas fiestas. Muchas gracias a todos y ¡aguante Ochandio carajo!, exclamó Gargaglione, exultante.

Al mediodía los presentes saborearon variedades de salchichas, carnes y otras comidas que se ofrecieron. Tras el almuerzo llegó la hora de los espectáculos artísticos, que culminaron cerca de la medianoche.

Hubo  para todos los gustos. Estuvo prsente el rock de la mano de “Blachu y sus amigos” y las chicas de Paréntesis.  Las danzas folclóricas,  con “El Amanecer”, “Sangre de Mistol”, “Dejando Huellas”, “Mayol de Oro” y “Ceibo en Flor”.

Participaron grupos de folclore locales y de la región: “Entre Amigos”, “Alma Pacha”, “Voces Nuestras” y “Águila Dorada”. El final fue a todo ritmo  con “Cumbia Nena” y “Zona Azteca”.

Mientras se ofrecían estos espectáculos, se hicieron visitas guiadas para recorrer  los establecimientos educativos, la estación ferroviaria, la vieja cooperativa, un tradicional almacén y  la iglesia del Sagrado Corazón.

Se hicieron también paseos en carruajes, hubo una muestra fotográfica en la iglesia y se desarrollaron otras actividades recreativas.

Hubo unos 70 expositores que se ubicaron en la Plaza del Niño, donde se llevó a cabo esta fiesta, que volvió a generar el reencuentro de muchas personas vinculadas a Ochandio, ese pequeño pueblo del distrito de San Cayetano, distante unos 16 kilómetros de la ciudad cabecera, que cuenta actualmente con unos 70 habitantes.

Mas Noticias